lunes, enero 16, 2006

Un puñado de filosofía

De izquierda a derecha: Shopenhahuer, Platón, Kant, Nietzsche y Kierkegaard. Los cinco en una mano, la izquierda.


¿Qué diferencia hay entre un texto de filosofía y un texto filosófico? Texto de filosofía es, por citar cualquier ejemplo, El Ser y la nada, de Sartre, Los diálogos, de Platón, Aristóteles y su Metafísica. En cambio, un texto filosófico podría ser una novela con contenido reflexivo (Moby Dick, de Melville), una película (Historia de Lisboa, de Wenders) o incluso una canción. Pero también podemos aceptar como verdadera la afirmación de que la vida es más filosófica que cualquier libro de filosofía o un libro filosófico.

Parece que las semejanzas entre un texto de filosofía y un texto filosófico están medianamente claras en tanto que está presente la reflexión. No así sus diferencias, que se me escapan momentáneamente. ¿Por qué Borges no se le considera filósofo cuando sus textos tienen mucho de filosofía? ¿por qué Platón no es un escritor literario?


6 comentarios:

Polaf dijo...

me gusta como presentas la diferencia. Yo debo confesar que no leo muchos textos de filosofía (aunque debería) pero si me gusta leer textos filosóficos, especialmente esas novelas bien reflexivas. Ahora, en relación a tu pregunta... dejáme pensar un poco más... no es mi fuerte :-)

pd1: los muñequitos en la mano izquierda, ¿por qué en esa mano? ¿por qué el orden? No serás zurdo igual que yo! :-)

pd2: sí, ganó Michelle Bachelet. La primera presidenta mujer de Chile. Esta bien eso.

Erdrick Gounier dijo...

"Los cinco en una mano, la izquierda."

No me preguntes porqué, pero con esto me acordé de "Fausto" (la cúspide del infortunio) donde el personaje de "El loco" dice:

"Yo tengo a Dios en mi una izquierda del dedo chiquito de mi mano" (señalaba precisamente la izquierda en una maravillosa puesta en escena que se dió a cita en Aguascalientes.

Bueno, ya, también es linda tu foto!!!

XD

Pato Pascual dijo...

Interesante distinción debo decir.

No me quede muy conforme del muñequito de Kierkegaard.

Zuriñe Vázquez dijo...

Está bien hecha la distinción, aunque es muy teórica, porque lo importante es nutrirse de algo que te haga pensar, filosofar o ahondar en los porqués, dónde, quién, qué, cómo... da igual que sea filosofía, ensayo, novela, relato o cuento. Pero que produzca una reacción, como las buenas obras de cualquier arte. Besos

idou_picio dijo...

La simbología relacionada con la(mano) izquierda es interesante. Ya hablaremos de ello.

Yo tampoco tengo una respuesta clara a la distinción. No la sé, y quizá, más que dar una respuesta, valga más quedarnos con la pregunta por el momento ( pesar del enojo de Zuria). Quedarnos con la pregunta por las diferencias hoy, en una época que se buscan semejanzas, homologaciones, uniformidades, mantenernos en las distinciones es casi anacrónico. Mantengámonos, pues, un poco al margen del "todo tiene que ver con el todo" y veamos qué pasa.

Querida Zuria, Zuriñe, yo también me desespero de los teóricos a pesar de que en algún momento nos volvemos un poco ellos. Y contra en reacción a la teoría tengo mi blog, por ejemplo. Pero vamos, veo que has reaccionado. La teoría es una forma de reaccionar. Pienso.

Saludos.

idou_picio dijo...

Ah, Erdrick, excelente apunte.

Saludos Pato. El monito K. más parece desvelado después de un "embotellamiento" :o)