viernes, enero 06, 2006

"Cada uno es artífice de su ventura"
Don Quijote, LXVI




U.


Quién no desmaya en tus brazos, amor,
en cualquier hora de la mañana.
Por las tardes, amor, en la tibia soledad
de tu estancia.
Imprevisible como eres, nostalgia llena,
quién no te va perdiendo a las tres de la mañana.


7 comentarios:

Polaf dijo...

Tono a partida, a ese instante preciso en que algo, alguien comienza a ausentarse.
Me quedo mirando la fotografía. La firma, el nombre. Imagino que es tu letra... tu nombre.

Me quedo pensando en porque habrás elegido esa cita de El Quijote. En tu gusto por ese libro, que sé, no es mera pose intelectual.

Y releo tu poesía desde tu letra. Extraña sensación.

PD: mi respuesta a tu post sobre la poesía, está en mi último post.
Pensé en escribir mil cosas sobre el tema en cuestión, pero al final, creo, todo se reduce algo más simple. Y quizás tu post, más allá de lo discutible que pueda ser tu gusto por la lectura de ese tipo de escritura, era sincero, precisamente porque tus razones eran simples.

idou_picio dijo...

Ah, si. Es mi letra y mi nombre. Mala letra y buen nombre.

Tenía ganas de escanear un texto mío redactado a mano, así que me puse a escribir en una hoja en blanco. Arañas ebrias, simplemente. Me propuse hacer una letra bonita, pausada, casi como la de un amanuense en épocas previas a la imprenta. Pero me salió este primer intento y así quise dejarlo, con sus errores. Nadie es perfecto, yo no soy perfecto y mi letra no tendría que serlo.

Siempre me ha llamado la atención la letra de las personas. No soy grafólogo ni creo en una psicología en la palabra escrita a mano, pero para mí, el ver la un texto escrito a mano me hace imaginar cómo es la persona en cuestión. Es una sensación como cuando curioseas un álbum familiar o las fotos que uno suele portar en la billetera.

Saludos.

Polaf dijo...

me gusta tu letra... y pensaba justamente, que tenía algo de historia, de solemne :-)
El punto es que la he mirado varias veces, quizás como tu miraste la foto con mis manos, buscando algo, y en ese buscar, uno no sabe si estará bien o no mirar. Pero cautiva.
Saludos,

Erdrick Gounier dijo...

A mi también me parece que es un detalle grandioso el hecho de que escaneaste un texto tuyo en puño y letra, más que creer en la grafología que pienso tiene sus porqués... creo que la manera en que uno escribe es lo que puedo describir a uno, aparte, siempre habrá palabras que uno se aferra a plasmar consecutivamente y eso es parte de todo.

Muchjas gracias por tu comentario en mi ahora blog, aunque no hay sonrisas por lo pronto, sólo una foto mía haciendo pucheros... es lindo saber que hay alguienpor ahí que pone atención a los detalles que pasan de noche frente a muchos ojos.
De nuevo un placer venir a visitarte.

Feliz Año.

Erdrick Gounier dijo...

mmmjjjmmmjjjm, leí mi comentario y me parece que está medio fumado, espero que haya quedado entendido lo que intenté decir.

jijiji.


XD

Zuriñe Vázquez dijo...

Has tenido muy buena idea, es una manera de conocernos todos un poco mejor, además de la voz, nuestra particular manera de escribir... Somos eso, la aventura que inventamos cada día. Un abrazo, nostálgico poema. Un abrazo

idou_picio dijo...

¡Me acabo de releer!

En fin, mal lector de poesía y mal escritor de ella.

Dicen (dicen y yo no lo creo) que el IQ puede observarse en el tipo de letra. Mientras más estilizada, más IQ. Eso dicen, pero a veces me ha tocado ver personas muy inteligentes con mala letra y he hegado a decir (así como los "otros" dicen) que se llega a un grado de inteligencia donde la letra comienza a deformarse, a hacerse más oscura, menos legible debido a que se ha sido tocado por un don. Eso digo, para qué otra cosa existen las teorías sino para justificar nuestras obsesiones o nuestras manías. Para el caso, mi letra está como ese raro texto escaneado: garra. Tal vez sea tiempo que articule una
Teoría del Desgarro Místico.
(Una breve proximación numinosa sobre lo ominoso del lenguaje escrito.)


XD