miércoles, noviembre 15, 2006

Zadok the Priest

Uno de mis grandes placeres es el canto. El sábado pasado estuvimos en la Catedral de Cuernavaca. Dejo vestigio de tan acontecimiento pues para mí el canto es ya, en si, un gran acontecimiento. Dentro del repertorio de se presentó fue una de las que más me gusta: Zadok the Priest, de Händel.

En este vínculo puedes encontrar algunas interpretaciones que realizó la Coral Polífónoca Guijonesa.

Zadok the priest
and Nathan the prophet
anointed Salomon, king.
And all the people
Rejoiced.
En os dos cuadritos que están al final están dos fotos del vestigio manifestado. El coro Académico de la UNAM no se ve porque esta a espaldas de la orquesta de la Escuela Nacional de Música

2 comentarios:

Polaf dijo...

Que hermoso el lugar, me puedo imaginar la música y las voces vibrando en esas paredes... Handel es de verdad increíble. Yo lo escuchaba el otro día y puedo entender y coincidir con tu gusto. Entraré al link donde dices se pueden encontrar algunas de las interpretaciones. Un beso.

Polaf dijo...

Son 10 para la una de la madrugada de hoy viernes, 8 o 6 horas más que tu. Escucho Zadok y me conmuevo, hay algo en la música de Handel que me transporta a mi niñez ..ahora comienza el Ave Verum de Mozart... no hay palabras.